Catedral claustro
Es la joya de la Catedral y una de las cubres universales del estilo gótico. Construido entre 1286 y 1472, pocos claustros existen en Europa de su categoría. Cada uno de los cuatro costados del claustro esta jalonado por seis maravillosos arcos ojivales cuyas tracerías juegan evocadoramente con la luz sobre la piedra. Por encima, el sobreclaustro; y en medio, un pequeño jardín. En él destaca la Puerta del Amparo por su tímpano donde se representa la dormición de la Virgen. En el mainel central vemos una imagen de Nuestra Señora del Amparo con el niño en brazos. En el claustro se encuentran también la capilla Barbazana y la Puerta Preciosa, todas ellas del siglo XIV, la capilla de Jesucristo (XII), el Refectorio, y los sepulcros del Obispo Miguel Sánchez de Asiain y de los esposos Pere Arnaut y Johana de Beunça.