Plaza San Francisco
En uno de los lados de la Plaza de San Francisco se levanta un edificio modernista, construido en 1912 que es sede de la Biblioteca General de Navarra. A un lado de la plaza de San Francisco cruza la calle Ansoleaga, con un edificio medieval, único ejemplo del gótico civil en la ciudad, que fue palacio del Señor de Otazu y Tribunal de Cuentas Cámara de Comptos hasta 1834, función que ha recuperado en la actualidad, al acoger tan tradicional institución, hoy actualizada y dependiente del Parlamento de Navarra.