Paseo Sarasate
El Paseo se encuentra adornado con varias esculturas de reyes españoles que fueron colocadas allí en el siglo XIX. En un extremo del paseo se encuentra el antiguo Palacio de Justicia o Audiencia, construida entre 1890 y 1898, y en el otro se levanta el Palacio de Navarra, sede del Gobierno foral, de estilo neoclásico y construido en 1847. Frente al Palacio, se levanta el Monumento a los Fueros, obra del artista Manuel Martínez de Ubago, que fue construido en 1903 y costeado por suscripción popular en defensa del régimen foral navarro y como protesta tras el intento del ministro de Hacienda Germán Gamazo, en 1893, de suprimir los Fueros de Navarra. Exhibe los escudos de los pueblos que componían las antiguas Cortes del Reino, esculturas que representan el trabajo, la Paz, la Justicia, la Autonomía y la Historia. En su parte superior, una matrona de bronce, que simboliza Navarra, sujeta en sus manos las cadenas del escudo y la Ley Foral, mide 5,5 metros y pesa 3.000 kilos. En el centro del paseo se encuentra la iglesia de San Nicolás, única que mantiene importantes restos románicos y de transición.